miércoles, 4 de noviembre de 2015

Nueva rutina de deporte

   Ya era hora de cambiar, después de tantos meses haciendo la misma rutina en el gimnasio, levantando las mismas pesas (bueno, de vez en cuando una más grande, por progreso) y haciendo los mismos ejercicios. Se termina haciendo aburrido. Además, cuatro días a la semana para hacer pesas se me estaba haciendo demasiado y prefería bajar a tres.

   La nueva rutina es fresca, es nueva, es divertida. Es divertida pero tiene máquinas infernales que no me gustan nada y que hacen que el Zagal se ría de mí cuando me pongo en modo pataleta... pero bueno. No me gusta probar máquinas nuevas y me cuesta hacerme con ellas, así que le tendré que dar una oportunidad, porque las dos veces que me ha pasado eso, las máquinas me han terminado encantando.



   De momento sólo he probado un día, para hacer pecho y bíceps. Fue el lunes y cuando escribo esto (martes) tengo unas agujetas impresionantes en ambos grupos musculares. Cuando se publique esto estaré yendo al gimnasio a hacer pierna y hombro, será un día especialmente largo pero merecerá la pena, seguro.

   Me hace ilusión ir progresando y apuntando en un Excel (me he aficionado a las tablas Excel, no sé muy bien por qué, cuando antes las odiaba) el peso que voy levantando y las repeticiones que hago. Cada vez es más y mejor, más repeticiones, más peso, el movimiento menos tembloroso... A veces incluso lo hago mejor que los muchachos gigantes que entrenan en mi gimnasio, que se preocupan mucho de cargarse hasta arriba de peso pero luego hacen mal el movimiento. No lo entenderé nunca. Por qué van con camisetas de tirantes recortadas, tampoco.

   En fin, que la nueva rutina me hace feliz. Aunque haya máquinas infernales de por medio.

2 comentarios:

Margari dijo...

Incapaz soy de estar metida dentro de un gimnasio. Lo mío es el aire libre. Ahora estoy haciendo algo de pesas pero en mi casita, pero me cuesta acostumbrarme, hacer el hábito.
Besotes!!!

Lady Boheme dijo...

Lo importante es hacer deporte, Margari. Al aire libre muchísimo mejor, pero para lo que yo hago, me viene fatal. El hábito vendrá, sólo insiste un poco ;)